LA COCINA DE LOS FILIBUSTEROS

LA COCINA DE LOS FILIBUSTEROS
Mélani Le Bris.  Ilustrado por Hippolyte
Cuando pensamos en los filibusteros, solemos imaginarlos mascando bazofia groseramente o bebiendo a agua estancada en sus barcos perdidos en la inmensidad de las aguas del Caribe, durante su interminable espera a que pasasen galeones cargados de oro y plata o, sino, embotándose con alcoholes adulterados en los cuchitriles de la Tortuga, Petit-Goâve, en Haití, o de Kingston, Jamaica, más ocupados en devastar todo lo que encontraban a su paso, en orgías y pillaje que en una cocina refinada. ¡Nada más lejos de la verdad!
¿Por qué llamar a esta cocina caribeña, cuando podríamos denominarla también de los piratas o filibustera? Esta cocina no es solamente el producto de los indios presentes en la época de la conquista, sino también el producto de un mestizaje de influencias muy diversas: india caribeña, africana, francesa, inglesa, holandesa, española, cuyo crisol, el único, de principios del siglo XVI a mitad del siglo XVIII, fue, de hecho, el filibusterismo. Durante los primeros tiempos de la conquista, los españoles no se preocuparon demasiado de los indios que explotaban y aún menos de sus costumbres o de sus tradiciones culinarias nativas. Y cuando los esclavos africanos vinieron a las plantaciones de Cuba y la Española a remplazar a los indios exterminados, los colonos españoles igualmente también se las ingeniaron para guardar las distancias esforzándose en recrear, o al menos imitar, a las clases pudientes de la sociedad española en sus costumbres, sus formas y su cocina.
HIPPOLYTE supo plasmar lo esencial del relato en empatía con el autor, pero aún más a través de una red de homenajes a los grandes maestros la ilustración, Howard Pyle, N.C. Wyeth y le restituyó maravillosamente su dimensión propiamente onírica. En este álbum ha sabido encontrar un equivalente moderno a los grandes ilustradores de la piratería; sin embargo los tesoros que transportan esta vez, en lugar de monedas de ocho reales o piedras preciosas, son frutas, legumbres, alcoholes ardientes, boucans deliciosos. Ciertamente, esta cocina fue el verdadero tesoro de los filibusteros.

ISBN: 978-84-261-3940-5      Colección Gastronomía Cultural  1ª edición
Formato:
18,5 x 28,5 cm    192 páginas      Encuadernado en cartoné

33,65
35,00


Índice de los platos de este libro:

SU MAJESTAD EL PIMIENTO PICANTE Y SUS SALSAS
Pimentada de los bucaneros
Ti'malice
Rougail de papaya verde
Rougail de tomate
Salsa chien
Sofrito
Salsa Shadow Bennie
Salsa de chile Scotch Bonnet

ENTRANTES Y OTRAS TAPAS
Acras de bacalao
Acras de titiris
Bacalao desmigado
Salmigondis
Marinada de melva con leche de coco
Ensalada de palmitos
Patties

PESCADOS, CRUSTÁCEOS Y ARISCOS
Cangrejos rellenos
Matoutou de cangrejo
Shark and Bake
Fricasé de lambí
Cofre relleno
Blaff
Ragú de marisco amerindio
Fritura de peces voladores
Langosta asada
Crema de cangrejos de río

TUBÉRCULOS Y OTRAS VERDURAS LOCALES
Bananes pesées
Migan de fruto del árbol del pan
Migan de tubérculos
Mange-mêle
Ragú de boniatos
Cari gros pois
Cornmeal coo-co

POSTRES, CONFITURAS
Y OTROS DULCES DE LAS ISLAS
Macedonia de la región
Bonbons banane
Chaudeau
Manjar blanco
Pastel de boniato
Sugar cake
Black cake
Bolas de tamarindo
Confitura de mamey

VINOS, RONES, PONCHES
Y OTRAS FORMAS DE ALCANZAR EL PARAÍSO
Sangaree
Vino de piña
Vino de plátano macho
Ginger-beer
Punch planteur
Ponche de leche
Grog
Cóctel del bucanero Morgan
Chocolate caliente a la antillana

BUCANES, RAGÚS Y FRICASÉS
Bucán de cerdo del padre Labat
Jerk
Calalou
Pepperpot
Pollo ahumado con limón verde
Ragú de tortuga verde
Congri
Pelau de pollo
Griots de cerdo
Ragú de cerdo ahumado
Cabrito masala
Ragú de ternera al brandy

Colección Gastronomía Cultural
Novedades
Página principal


EDITORIAL
JUVENTUD