PLANTANDO ARBOLES EN KENIA
PLANTANDO LOS ARBOLES DE KENIA

LA HISTORIA DE WANGARI MAATHAI
Claire A.Nívola

Wangari Maathai, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 2004 y fundadora del movimiento Cinturón Verde, creció en las tierras altas de Kenia, donde las higueras ocultaban los cerros, los peces llenaban los arroyos y la gente cultivaba sus abundantes huertos. Pero año tras año, las tierras fueron desforestadas y el paisaje de se transformó cada vez más. Cuando Wangari regresó después de sus estudios en Estados Unidos, solo encontró huertos secos, gente desnutrida y los árboles habían desaparecido del paisaje. ¿Cómo podría ella sola traer de vuelta los árboles, restaurar los huertos y devolver la felicidad a la gente?

Con preciosas acuarelas y una prosa lírica, Claire A. Nivola narra la maravillosa historia de superación y esfuerzo de una mujer para cambiar la suerte de su tierra enseñando a cuidar de ella. Además una nota de la autora proporciona más información sobre Wangari Maathai y el movimiento Cinturón Verde.

ISBN: 978-84-261-3936-8      Colección Libros de Ecología   1ª edición
Formato:
28 x 23,5 cm    32 páginas      Encuadernado en cartoné
© Copyright de las imágenes de esta página, Claire A. Nivola

12,98
13,50

Claire A. Nívola escribe: “Nací en 1947 en la ciudad de Nueva York. Cuando tenía un año, mis padres compraron una vieja granja cerca del mar en The Springs, Long Island. La naturaleza, el campo, leer cuentos y que me los leyeran eran las pasiones de mi infancia. Hija de padre y madre artistas, dibujé y esculpí desde bien pequeña, y el arte para mí es como respirar y caminar. También fui buena estudiante. Después de mis estudios en el Radcliffe College, donde me especialicé en historia y literatura, me quedé por el área de Boston durante diez años. Poco después de graduarme, en 1970, ilustré mi primer libro infantil. En 1980 me trasladé a Manhattan y me incorporé al departamento de arte de la revista Newsweek. En 1982 me casé, un año más tarde nació mi hijo y tres años después, mi hija.”

“Después de haber pasado muchos años leyendo y releyendo a mis hijos los libros que yo amaba cuando era niña, y descubriendo otros nuevos, mi amor por la buena literatura infantil no ha hecho más que crecer. Escribir para niños es una cosa muy seria. Por mucho que el resultado sea deleitar a los pequeños lectores, las palabras y las imágenes están destinadas a convertirse en una parte intensa y duradera de la experiencia de vida de un niño”.

Claire Nivola, también es autora de El bosque, publicado en Editorial Juventud.