LA VUELTA AL MUNDO SIN PRISAS

LA VUELTA AL MUNDO SIN PRISAS
LOS CUADERNOS DEL NICOLE

Kurt Schmidt
Kurt zarpó un día a la caña del Nicole, un Belliure 40, en una singladura que él quería que fuese sin retorno. Para ello decidió renunciar a muchas cosas, pero como él dice ganó la libertad.
Kurt lleva veinte años dando la vuelta al mundo sin prisa, siempre a bordo del Nicole. Navega durante diez meses al año, vuelve a Altea un par de meses, ve a sus nietas y a su hija, se toma alguna copa con los amigos y regresa al barco.
Navegó muchos años en solitario, pero desde 1998 comparte sus viajes con Elena. Muchos han sido los mares de sus aventuras, muchos los amigos y lugares que ha dejado atrás, pero el viajero sólo puede mirar hacia delante, y confiar que el destino le permita volver a reencontrarse con aquellos con los que vivió momentos de felicidad y con los que le unen para siempre lazos de amistad. Quedan tantos lugares maravillosos por conocer; tantos fondeos paradisiacos; tantos amigos potenciales con los que cantar, comer, reír, compartir vivencias; y, también, tantas tormentas que superar; en definitiva, tanto mar por navegar...
Además de sana envidia, las aventuras de Kurt Schmidt nos arrancarán alguna exclamación de admiración y más de una sonrisa. En su relato se siente ese espíritu libre de quien está a gusto consigo mismo y con lo que hace, de quien se siente feliz y agradecido por lo que la naturaleza y el mar le brindan a cada instante. Porque hay que reconocer que Kurt ha vivido y vive como la mayoría de navegantes hubiera deseado vivir.

ISBN: 978-84-261-3691-6      Colección Viajes y aventuras   1ª edición
Encuadernado en rústica     Formato:
14 x 21,5 cm    350 páginas


Lo sentimos, pero este libro actualmente no está disponible a través del carrito de la compra.
Consulte con su librero.

 

Kurt Schmidt (1937, Dusseldorf - Altea, 2011) estudió psicología y se fue de Alemania para no tener que hacer el servicio militar. Vivió en Nueva York y París, y empezó a trabajar en el mundo de la publicidad. A mediados de los años sesenta descubre la vela y mientras la empresa multinacional para la que trabaja lo destina a Bruselas, a Frankfurt, y más tarde a Madrid, él empieza a soñar en dar la vuelta al mundo a vela.
En 1968 descubre Calpe y compra su primer barco, el Barcarola. Doce años más tarde compra el Cochabamba, que es su barco escuela, y a partir de entonces empieza a rumiar la vieja idea de dejarlo todo para irse a navegar. A mediados de los ochenta hace realidad su sueño, se libera de ataduras familiares, vende sus agencias de publicidad, se construye el Nicole y pocos años después emprende su gran aventura.
Cuando este libro estaba a punto de ir a imprenta surcaba las aguas del Índico con la intención de llegar a Madagascar.

El Nicole desde el mástil

El Nicole anclado frente al monte Otemanu, en Bora Bora, Polinesia francesa

Amanecer en la travesía desde Australia hasta Nueva Caledonia

Siesta

Mal tiempo en Cabo de Hornos

Atardecer, fondeados en Bahía de Prony, Nueva Caledonia


Kurt y Elena celebrando la Pascua en
Scarborough
Marina, Queensland, Australia


El capitán, con cara de triunfo y satisfacción,
después de cruzar el paso del arrecife
de Minerva Norte
(un pequeño atolón entre Nueva Zelanda y Tonga)

Elena con Kurt y Julio Feo delante de La Mascarada, el bar de Kurt en Altea

Magnífico Mahi Mahi (como llaman los polinesios a la dorada).
La captura habitual es en los mares del Pacífico, junto con los atunes.
Esta la pescamos en el mar de Cortés, Baja California, Méjico.


Kurt con la guitarra en las islas Vanuatu. Si haceis clic en la foto podreis oir su canción "Al final de este mundo"

Y... si quereis oir mas...
El capitán John.mp3
Los delfines.mp3
Ushuaia.mp3